Sensores de Humo ¿Cómo Funcionan?

Contar con sensores de humo hoy en día es de suma importancia, y es por eso que en este artículo nos hemos dedicado a investigar todo lo que necesitas saber al respecto de éste tema. Sigue leyendo para que sepas qué son los sensores de humo y cómo funcionan. Hablando detalladamente de cada uno de sus tipos.

sensores de humo y cómo funcionan

¿Qué son los Detectores de humo y cómo funcionan?

La definición de sensores de humo nos habla de dispositivos que se han diseñado a base del pensamiento de, cuando se trata del ámbito edificatorio, poder detectar la presencia de un incendio en el interior del edificio en el que se encuentran instalados.

Es importante entonces en este punto aclarar que, cuando se usa la palabra humo, en este caso se está haciendo referencia de manera directa a la existencia de aquellos productos que derivan de una combustión ineficiente con partículas en suspensión (bien se trate cenizas, entre otros). Si nos queremos centrar más hacia lo que es el ámbito técnico, lo mejor será que se hable entonces de sensores de incendios, ya que, en el caso de que se genere una combustión en la cual se produzcan gases, no sólo se puede hablar de humo e ignorar todo lo demás.

Compra tu Detector de Humo

Tipos de sensores de humo, o de incendios

En el caso de los tipos de sensores de humo, o de incendios, principalmente podemos destacar que contamos con los siguientes:

  1. Sensores de humo analógicos, los cuales tienen la función de indicar el nivel de la sustancia, o magnitud de medida. Por ejemplo, la concentración de un elemento que se ha generado durante el incendio.
  2. Sensores de humo digitales, que son aquellos que pasan a detectar la presencia, o la variación, de humo. Sin embargo, estos tienen la característica que no pueden cuantificar el nivel del mismo.

Sensores de humo según su uso en edificios

Por otro lado, cuando se está atendiendo el uso de detectores de humo en edificios, también se pueden sacar 3 tipos de detectores de humo o de incendios, como es el caso de:

partes de detectores de humo

🔹 Sensores de humo convencionales

En este caso estamos hablando de aquel tipo que tiene la capacidad de detectar no sólo el humo, sino también el fuego, el calor, o cualquier combinación que se pueda producir según los elementos anteriores.

Por lo general, se instalan en lazo y también sirven para indicar si hay una alarma en las distintas zonas que abarca su rango de detección. Por lo que, la verdad, son de los más útiles.

🔹 Sensores de humo convencionales direccionables

En este caso pasamos a hablar de sistemas los cuales son capaces de detectar, también, la existencia de humo, calor, o fuego. Así como la combinación que se pueda producir partiendo de los elementos que hemos ya mencionado.

Sin embargo, también cuentan con la característica de que pueden indicar si existe alarma por cada uno de los elementos de detección, y no por cada zona. Estos se consideran como los sistemas más precisos ya que se les da la etiqueta de permitir una mejor acción en lo que son los servicios de intervención.

🔹 Sensores de humo inteligentes

Para cerrar con los tipos de sensores de humo según su uso en edificios, estamos hablando entonces de elementos que se conectan en lazo, sin embargo, son capaces de cuantificar la presencia de humo, fuego, niveles de temperatura, o la combinación de los elementos anteriores.

Estos cuentan con la característica particular que se les puede programar un protocolo de forma previa y, según lo que sea capaz de detectar, puede entonces reaccionar. Llegando a hacer útil en casos donde las acciones a tomar se encuentran ya estipuladas por algún tipo de norma, o manual.

Sensores de humo según sus principios físicos y de funcionamiento

Para conocer un poco más de estos elementos se puede entonces pasar a considerar lo que sería los tipos de sensores de humo según sus principios físicos y de funcionamiento:

🔹 Sensores de humo iónicos

El funcionamiento de esto se da por un principio de ionización del aire, en caso de que el humo entre en la cámara de detección, los elementos detectados pueden ser invisibles a simple vista, por lo que, sin duda alguna, son uno de los más útiles.

Por lo general son instalados en la industria química, puesto a que son los más sensibles a fuegos de crecimiento rápido, o al humo no visible. Es importante mencionar entonces que, cuando el aire tiene una velocidad superior a los 0,5 m/s, estos tienden a no funcionar de manera efectiva.

🔹 Sensores de humo ópticos

En este caso el humo que entra en el equipo logra que se interrumpa la transmisión de un rayo de luz que se encuentra en su interior, lo que pasa a generar la alarma. Estos se utilizan para la detección puntual y es donde se ven los analógicos y los digitales.

Estos sensores de humo son colocados en los conductos de ventilación (también conocidos como de extracción de aire) con la finalidad que puedan detectar la presencia del humo en el edificio en general, o en las grandes estancias. Habitualmente su uso se orienta a centros comerciales, cárceles o bodegas, viviendas, entre otros.

🔹 Sensor de humo térmico

Muchos dirían que, en sí, no pertenece a los tipos de sensores de humo ya que está más catalogado como un detector de incendio, y es que el funcionamiento de este se basa en la fusión de un elemento cuando se llega a una temperatura elevada.

Lo que sí podemos mencionarte es que se trata de un sistema de detección tardía, llegándose a activar alrededor de los 68ºC y sólo servirán en aquellos espacios que alcancen hasta los 7 metros de altura.

🔹 Sensor de humo por radiación

Otro de los tipos que tampoco se trata en sí de un sensor de humo. Pero te comentamos que servirá mediante diferentes elementos electrónicos para detectar la presencia de radiación que se genera por la presencia de un incendio. Su uso se aconseja únicamente para recintos abiertos, o que cuenten con techos muy elevados. La alarma que producen es tardía.

Deja un comentario