¿Para Qué Se Usa un Sensor de Movimiento?

Los sensores de movimiento se usan para incrementar el ahorro y la eficiencia energética de los sistemas de ventilación, la climatización y la iluminación del hogar, por ende, gracias a ellos se puede mejorar el confort en nuestras casas.

Las aplicaciones más frecuentes

Los sensores de movimiento se usan habitualmente para iluminar las zonas comunes, como por ejemplo las entradas, pasillos, entre otros, aunque también se pueden utilizar conectados en sistemas de climatización, ventilación o seguridad.

Cuando hablamos de la ventilación, una de sus aplicaciones más frecuentes de los sensores de movimiento es la instalación en los baños con el objeto de activar los extractores que hay en el baño para poder mantener de manera adecuada la ventilación y poder eliminar las humedades y malos olores. Muchas veces los extractores de baño son conectados a interruptores de luz para que se activen en su funcionamiento en el momento que se pulsa el interruptor.

No obstante, los sensores de movimiento o de presencia, van a ser una solución más eficiente ya que los cuartos de baños en los que no sea necesario encender la luz porque se encuentran dotados de luz natural, con el sensor de movimiento van a poder accionarse los extractores sin la necesidad de que se accione la iluminación, lo cual permitirá un ahorro de energía. Por otro lado, los sensores de movimiento también son una buena opción para activar compuertas bocas bi-caudal en los sistemas de demanda controladas de ventilación. De esta manera, se puede disponer de un sistema de ventilación ON/OFF o MIN/MAX de manera sencilla.

Las formas de regulación

Hay que tener presente que los sensores de movimiento también permiten distintas formas de regulación, los cuales son:

  • Pueden ser regulados en relación al alcance en metros para que no interactúen en zonas que estén fuera de su ámbito de actuación porque no nos interesa o no nos conviene. Este tipo de regulación es muy conveniente y se utiliza frecuentemente en las entradas de las casas.
  • Se pueden regular en función del tiempo que la persona quiera que se active desde que detecten un cuerpo hasta que dejen de funcionar. Cuando se utiliza esta opción, lo que se pretende es optimizar su uso y buscar una mayor eficiencia. De la misma forma, el aparato o el sistema que se encuentre conectado a un sensor programado en función de un tiempo que es determinado y va a permanecer conectado solo el tiempo que se crea necesario, controlándose de esta forma el consumo energético.
  • Los sensores de movimiento se pueden regular también en función a la luminosidad. Algunos detectores de presencia son crepusculares y se puede optar para que funciones solamente por la noche o por el día.
  • Los sensores de movimiento ultrasónicos, pueden ser capaces de captar variaciones en el espacio a través de una onda sónica, la cual recorre un área determinada y vuelve al detector rebotando en cada objeto que se encuentra en el ambiente, cuando el dispositivo detecta un nuevo objeto, este se activa.

Deja un comentario